Ese lugar

Abandono la lectura
y comienzo a descubrirnos
en el límite de este amor
donde nuestras manos
se entrelazan
instintivamente,
de forma casi inmediata
perseguidas por nuestros pies,
entonces la respiración converge
en ese lugar
donde el amor
deja de ser una palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s