Aunque no sea domingo


Te unes a mi cintura

como si fuese a irme

a algún otro lugar,

y ese lugar eres tú

pero no lo sabes.

Los dedos de tus pies

murmuran en los míos,

y en la cama

todo es como un baile

donde encuentro todo

lo que mis ojos

no alcanzan a ver

en ningún otro sitio.

Cualquier día de la semana

parece un domingo

en tu sonrisa,

pero ningún domingo

sabe igual que hoy

o que hace veintisiete días.

Eres mi casa.

Eres mis ganas de dormir.

Eres la canción que aún no descubro.

Eres las yemas de mis dedos

escribiendo poesía.

Eres los días que río.

Eres los días de lluvia.

Eres las flores.

Eres los días que existo

y los días que muero un poco,

Eres,

siempre eres,

aunque no sea domingo.

2 comentarios sobre “Aunque no sea domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s