Esta noche

Tus pies fríos

en mis atardeceres húmedos,

tus inviernos en mi espalda,

apaciguar esa luz que se asoma

de tu vientre,

mirarte cuando despierte

y recorrer todas tus líneas

hasta vaciarme,

cerrar los ojos

y que vuelvas a amanecer en mi mirada.

Esta noche,

quiero que duermas

en el vaivén de mis piernas

hasta que la noche desaparezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *