Descubriendo el amor de tu cuerpo sobre el mío

Tus manos están hechas para recorrerme despacio

tu forma precisa de acariciarme,

tu boca se acopla a mí

como la sintonía perfecta

en nuestras bocas unidas

por ese deseo.

Nuestro sexo paciente,

hecho con amor,

de principio a fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *