Evaporarse en tu boca

Y me sigo sintiendo
como una idiota
cuando te miro
y todos estos sentimientos
solo revolucionan mi mente
y me hacen desearte
con tantísimo amor
con ese amor desmesurado
ese amor del que te hablo
todas las noches.

Humedeces mis sueños
y los evaporas
con tu boca;
diez pasos y terminas
convirtiéndote en paz
para este lento y apartado espíritu;
de amarte no me quedan ganas
tomaría una de tus manos
y las lamería con fuego
para llevarte a cualquier lugar
donde solo existamos
tú y yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *